Iberdrola, a través de la Fundación Iberdrola España y en el marco de su compromiso para mitigar las consecuencias de la crisis de la Covid-19, ha puesto en marcha una iniciativa para elaborar 90.000 menús solidarios –1.000 cada día durante 90 días consecutivos- que irán destinados a personas sin recursos en Madrid y Bizkaia.

La crisis del coronavirus ha dejado en el primer trimestre de este año la mayor cifra de personas registradas en el paro desde 2013, alcanzándose en España los 1,1 millones de familias sin recursos (según los datos de la encuesta de población activa, EPA, conocida a finales de abril). Esta situación ha llegado a multiplicar por tres la demanda de alimentos en comedores sociales y parroquias que ya atendían a familias en riesgo de exclusión social y pobreza.

Estos menús, que requerirán un importe total de unos 600.000 euros, serán repartidos por la Fundación Iberdrola España y están siendo preparados por cocineros habituales de Iberdrola, contratados por el proveedor Sodexo, que trabajan en las cocinas que tiene la compañía en el complejo de Larraskitu (Bizkaia) y en el campus para formación e innovación de la localidad de San Agustín del Guadalix.

Cocineros trabajando en las cocinas que tiene la compañía en el campus para formación e innovación de la localidad de San Agustín del Guadalix.

Todos estos comedores habían tenido que parar su actividad debido a la crisis del coronavirus, con lo que esta iniciativa solidaria ha permitido, además, incorporar a 16 empleados de la empresa de servicios de restauración que habían sido incluidos en un ERTE. Al igual que hace para Iberdrola, Sodexo aportará el asesoramiento de su equipo de nutricionistas para que los menús sean variados y saludables.

La compañía tiene previsto entregar 300 menús diarios a Cáritas Bizkaia y 700 a la Parroquia San Ramón Nonato, en Puente de Vallecas (Madrid), que coordina cinco comedores, aunque el número de menús elaborado para cada territorio se irá ajustando en función de las necesidades puntuales que se detecten.